fbpx

Cómo mantener un ambiente fresco

En época de calor lo ideal sería mantener un ambiente fresco en nuestra casa para evitar un ambiente muy caluroso que agota, desespera y produce incomodidad por causa del sudor al momento de realizar las actividades cotidianas del hogar como limpiar o cocinar.

Ideas para mantener un ambiente fresco

Cerrar las ventanas y cortinas durante el día

Así evitamos que el aire caliente del verano entre en la casa con relación a las ventanas y sólo abrirlas cuando no haga sol o al amanecer que es cuando hace menos calor y con respecto a las cortinas al mantenerlas cerradas evitan que la luz del sol entre y caliente el aire de la casa. De esta forma se mantendrá más el ambiente fresco.

Colocar ropa de cama de algodón

El algodón succiona la humedad y ayuda a la respiración de la piel, por ello es fresca, cómoda, absorbente y ligera, es por eso que colabora a que no transpiremos tanto cuando dormimos en la noche y así no amanecer tan mojados de sudor.

Comprar bolsas para colocar el agua

Las bolsas para colocar agua pueden tener doble uso, se pueden llenar con agua caliente en el invierno y en el verano con agua fría, las cuales pueden colocarse dentro del congelador para que el agua fría se congele y así colocarla en los pies o en la cama para refrescar.

Utilizar ropa fresca y cómoda

Con el calor es mejor usar ropa de algodón ya que el material es fresco y suave además de ropa holgada que quede suelta en el cuerpo, junto con pantalones cortos.

Colocar implementos que te permitan estar fresco en tu habitación

Puedes instalar una hamaca que te permita recostarte y con su movimiento te refresque o pueden colocar también muebles de bambú que es un material más fresco que no acumula tanto calor.

Mantener la habitación a oscuras

La luz eléctrica de los bombillos normales son calurosas, por eso debemos evitar el calor que ellos emiten, es mejor usar las luces LED, ya que, son menos calurosas y permiten tener un ambiente fresco.

Consumir alimentos a temperatura ambiente o fríos

Con el calor del verano no es momento para estar preparando suculentos y calurosos platos de comida, es más conveniente preparar platos fríos y a temperatura ambiente, como ensaladas o simplemente comer frutas, así evitamos calentar el ambiente y también mantener nuestro organismo fresco.

En verano es imprescindible mantener no solo un ambiente fresco, sino también bajar la temperatura corporal, así que no se trata solo de la casa sino también de nosotros, porque ambas cosas definitivamente contribuyen para sobrellevar mejor las altas temperaturas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *