Malos-hábitos-que-estropean-el-coche-1

Malos hábitos que estropean el coche

Conservar un auto toda la vida es el sueño que muchos tienen pero que pocos logran, debido a sus malos hábitos. Estos descuidos hacen que a la larga pierdas tiempo y dinero, afectando así tu seguridad, salud y el funcionamiento del vehículo en general. Por lo que es importante evitar los hábitos que estropean el coche. 

Por tal razón te hemos preparado un artículo increíble, donde descubrirás esos hábitos que estropean el coche trayendo consecuencias negativas a tanto a ti como a los que van contigo en su interior. Así como también la importancia de realizar un buen mantenimiento preventivo de forma interna y externa. En fin, los mejores consejos para que conserves tu auto por mucho más tiempo.

5 hábitos que estropean el coche y tu bolsillo

¿Deseas conservar tu auto a través de los años? ¿estás cansado de llevarlo a reparar? ¿sufres de alergias o enfermedades de forma constante?, entonces definitivamente necesitas dejar ciertos vicios atrás y comenzar adoptar buenas costumbres. En breve conocerás los 5 hábitos que estropean el coche y tus finanzas de manera progresiva.

  1. Abusos y momentos de adrenalina: forzar el motor con fuertes arrancadas, no hacer los cambios respectivos en subidas y bajadas o correr como si de un carro de fórmula 1 se tratara, produce un fuerte impacto en motor y en los neumáticos, desgastándolos y trayendo fallas en corto tiempo.
  2. Usar mucho el freno: pisar a cada momento el freno es uno de los hábitos que estropean el coche más frecuente, sobre todo si eres principiante. Esto desgasta las pastillas de freno delanteras y los discos generando fallas o gastos innecesarios.
  3. Descuidar el mantenimiento: es mejor gastar un poco de dinero para el mantenimiento de tu auto que desembolsar grandes cantidades en un futuro por descuido o por querer prolongarlo. Esto incluye el cambio de aceite, líquidos y filtros los cuales son vitales para correcto funcionamiento del motor.
  4. Mover la dirección de vehículo al estar estacionado: girar las ruedas en su totalidad sin haber iniciado la marcha produce afecciones en la suspensión del coche, desgastando las ruedas y dañando la bomba de dirección.

Falta de limpieza: al no realizarla realizar una limpieza periódica de tu tapicería puede ocasionar daños severos como; malos olores, bacterias, virus y ácaros que pueden llegar a tornarse en alergias o enfermedades. Asimismo, la falta de limpieza del motor, las llantas, maletero, carrocería y cristales son hábitos que estropean el coche y su funcionamiento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *